Los enólogos dicen…

Los espumantes son un clásico de navidad y año nuevo, es por eso que en este número les quisimos preguntar a nuestros expertos acerca de la producción de este tipo de vino espumoso y sus tipos de corcho.

Matías Cruzat, Enólogo de HelloWine 

Matias cruzat (1)

Cada año esta categoría de vinos aumenta más y más. Este tipo se produce en general en todas las regiones vitivinícolas del mundo, como lo es su lugar de origen, Champagne en Francia y todos los tipo de espumosos de las distintas regiones de este país; como el Cremant d’ Loire, Creamant d’ Bourgogne, Cremant d’ Jura y el Cremant d’ Alsace, entre otros. Así como también en otros países de Europa como Italia donde podemos encontrar los Spumanti como el Prosecco y también el Moscato de Asti, en España el Cava y el Sekt en Alemania. Generalmente todos estos son producidos con el Método Tradicional, sobre todo en Francia. Existen dos tipos de producir este tipo de vino,  principalmente, El Método Tradicional (más Costoso) y el Método de Tanque Cerrado. 

Otros lugares donde se produce, y mucho, es en Argentina, Sudáfrica y EE.UU. Chile tampoco se queda atrás donde cada día podemos ver más marcas que lo producen (Brut, Extra Brut, etc) y en formatos como media botella, botella individual e incluso de lata.

La mayoría de las botellas de 750cc están tapadas con Corcho aglomerado y “Enjaulado” por el Morrión o Muselet, hay otras alternativas como el corcho plástico con la clásica forma de “champiñón” y también existen unas “cápsulas” herméticas de plástico que contienen un pre-picado que también simulan la forma del corcho clásica, estas cápsulas generalmente vistas en formatos individuales; por último también se pueden ver en algunos espumantes, botellas tapadas con tapa corona.

Carlos Concha, Enólogo Espumantes Undurraga

enologo undurraga

En Chile se producen aproximadamente 2 millones de cajas de vinos espumantes. Unas 60.000 Método Tradicional y el resto Charmat.

El corcho es un insumo fundamental para conservar en el tiempo, la calidad y características propias de un espumante. Si el corcho falla, el vino se oxida y pierde gas. En un espumante hay una presión considerable, que puede llegar a 6 bar a 20°C. Para contener esta presión, el corcho es de un diámetro mayor, y debe ejercer presión contra las paredes internas del gollete de la botella, para evitar fuga de gas. Por eso al destapar, este debe adoptar una forma de hongo. Si no lo hace y la parte introducida del corcho se mantiene recta, puede que el vino se encuentre defectuoso.

El corcho no se introduce en su totalidad, para poder abrirlo aprovechando la presión interna, después de soltar el muselet o canastillo (la pieza de alambre que se coloca sobre el corcho de la botella), sin necesidad de usar un descorchador. Existen corchos aglomerados (pequeños trozos de corcho unidos) y con arandelas (el extremo del corcho que se introduce a la botella y tiene contacto con el vino, tiene 1 o 2 franjas de corcho no trozado).

Rodrigo Blazquez, enólogo Santa Ema

Viña Santa Ema Retratos

Viña Santa Ema Retratos

El mercado de los vinos espumantes en Chile ha cambiado mucho en las últimas dos décadas. Pasamos de tener aproximadamente cinco bodegas productoras a más de sesenta. Este tremendo cambio se puede explicar por dos razones principales. Primero por mayor conocimiento de los consumidores y cambios en los hábitos de consumo, con fuerte introducción del producto como aperitivo o en coctelería en bares y restaurantes. 

En cuanto a los tipos de espumantes, se deben distinguir dos segmentos. Los vinos espumantes producidos por medio de su segunda fermentación en estanques (Método Charmat) y los vinos espumantes producidos en botella (Método Champenoise), siendo el segundo método el correspondiente a vinos del segmento premium. Posteriormente, se deben separar por su nivel de azúcar residual, en el cual las clasificaciones van desde Nature (Seco) a Dulce, pasando por los niveles extra brut o brut, que son los más buscados. 

La combinación más clásica es la mezcla de uva Chardonnay y Pinot Noir, la primera es buscada por aportar aroma y acidez, la segunda cuerpo y estructura. Fuera de estas variedades, podrán encontrar otras cepas, que pueden entregar espumantes distintos, que aportan diversidad a las variedades clásicas.

Los invito a degustar y disfrutar nuestro espumante EMA, producido con uvas del Valle de Leyda, es una mezcla de uvas Chardonnay y Pinot Noir, con 12 meses de fermentación y guarda en botella, recuerden servir frío a unos 8º-10º grados y acompañar con un rico aperitivo. 

 

Los enólogos dicen…